Descubren el Material de DIOS

Se sabe muy poco sobre el  auge del grafeno. Y se sabe menos acerca de sus bondades en el mundo de la construcción moderna. ¿Pero qué es lo que se debe saber en relación a este novedoso material que mantiene a la expectativa a los constructores? El nuevo elemento  se introduce en el mercado para hacer rendir las mezclas de cemento, lo que para los conocedores del tema es toda una revolución.

Geim; Novoselov, Nobel Prize in Physic 2010,

Algo de historia indica que el grafeno es conocido  desde los años 30 del siglo XX, pero pasó al descarte por sus cualidades dizque inestable. Sin embargo, volvió con bríos una vez que la investigación científica lo trajo de regreso en 2004 de manos de los rusos Novoselov y Geim. Ambos consiguieron como aislarlo en condiciones ambientales apropiadas y se concentraron en escudriñar sus propiedades. El interés de los rusos les valió en 2010 el Premio Nobel de Física.

Algo más que grafeno

Duro como él solo, ha revelado ser más fuerte que el propio acero. Y hasta el diamante. Por lo que resiste a los embastes del tiempo. Pero una explicación más detallada expresa que se trata de un cristal de carbono en el que los átomos se presentan en un plano de manera hexagonal.

No obstante, tiende a ofrecer características de flexibilidad que lo hace resistente y al mismo tiempo muy flexible.  En tanto su aplicación en la industria garantiza una buena conducción de electricidad, y posibilita la generación de energía por vía solar.

Dónde está que no lo veo

El grafeno inunda la vida cotidiana. Se ha incorporado como un material de uso en la fabricación de computadoras, telefonía celular, vehículos, paneles solares, equipos de música, televisores, mesas, y otros. Es ligero, más que el propio aluminio. Se puede utilizar en la rehabilitación estructural de edificios. Y como conductor de calor puede servir para la climatización de complejas edificaciones.

Sus costos son inferiores a todos los materiales que compiten en el mercado de la construcción.

El material de Dios

Ahora se dice que tras el aparecimiento del grafeno como elemento novísimo en la construcción moderna este desplazará al hormigón.  Promete una rebaja de un 30% en el uso del cemento. Ya se le menciona como el material de Dios.

Su elevada resistencia lo pontifica como el agregado ideal al momento de utilizar el propio hormigón y el cemento. Su aplicación suma durabilidad y buen comportamiento en el transcurrir del tiempo, debido a la resistencia a la carbonatación. Se proyecta que puede aumentar la vida útil de un edificio en 30 años más, por lo casi invulnerable ante las agresiones de los factores ambientales. Por otra parte, disminuye la posibilidad de actuar como agente contaminante, ya que reduce las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

En efecto, en la actualidad la manera de construir ha cambiado. El grafeno ha venido a integrarse al mercado y se ha colocado  como un producto que marcan un hito y crea un antes y después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *