DISFRUTA DE TU PISCINA POR MÁS TIEMPO.

Aunque la temporada de piscina haya terminado, puedes seguir disfrutando de ella, si dispones de una adecuada instalación de energía solar térmica .

 

 

Gracias al empleo de la energía solar térmica para la climatización de piscinas puedes:

  • Reducir la factura energética.
  • Mejorar el medio ambiente urbano.
  • Reducir costes en comparación con la energía convencional.
  • Reducir las emisiones de CO2.
  • Tener una instalación solar eficiente y rentable.

¿Por Qué usar energía solar térmica para el calentamiento de piscinas?

La climatización de las piscinas requiere un muy alto consumo energético, y por ello no está permitido en algunos países como España, donde la vigente normativa RITE prohíbe el uso de energías no renovables para la climatización de piscina tanto exterior como interior siendo obligatorio el uso de la energía solar que deberá aportar entre el 30% y el 70% de las necesidades térmicas anuales para el calentamiento de la piscina.

 

Piscinas cubiertas

Normalmente son de utilización continuada durante todo el año, y partiendo de una temperatura ambiente de 28º C es óptimo que el agua esté a 24º C.

Al ubicarse de forma aislada a la intemperie, sus pérdidas caloríficas son inferiores a las piscinas descubiertas, por lo que precisan una menor superficie de colectores solares. Su consumo de energía, puede además reducirse en aproximadamente un 50%, utilizando una manta térmica para piscina.

Piscinas descubiertas

Mediante el calentamiento solar es posible prolongar el período de utilización sustancialmente, en varios meses sobre el normal, y con un coste que queda amortizado en apenas 3 temporadas, mientras que la vida útil de los equipos es de 20 años.