La temperatura idónea en cada momento del año

El suelo radiante se basa en un sistema compuesto por circuitos de tuberías especiales que están integradas en el suelo de la vivienda, a través de las cuales circula agua caliente en invierno y fría en verano.

El funcionamiento del sistema de suelo radiante es muy sencillo:

En invierno el agua caliente que circula por las tuberías , cede su calor al suelo y éste, a su vez, lo cede al ambiente.

En cambio en verano, el agua fría que circula por las tuberías enfría la masa del suelo haciendo que baje la temperatura del ambiente mediante radiación, logrando una sensación térmica muy confortable.

Las ventajas del suelo radiante:

Gana en Salud:

-Sin corrientes de aire.
-No genera ácaros ni polvo.
-totalmente silencioso.

Gana en comodidad :

-El ambiente térmico siempre agradable.

Gana en ahorro:

-Hasta un 60% disminución de tu factura actual energética.

Fácil de instalar, limpio, RÁPIDO, ECONÓMICO.

ASESORAMIENTO GRATUITO