¿Cómo aprovechar la energía solar todo el año?
Energeo

Blog

18 de agosto de 2022

¿Cómo aprovechar la energía solar todo el año?

Placas-solares-energeo

Gracias a que hoy día la gente es más consciente de lo importante que es cuidar nuestro planeta y reducir la contaminación atmosférica, las energías renovables como la energía solar, están siendo mucho más valoradas y demandadas como una alternativa al consumo eléctrico convencional.

Este tipo de energía no sólo no contamina y es respetuosa sino que resulta mucho más económica para cualquier familia. Conoce las diferentes clases de energía solar qué existen, para qué sirve y todas sus ventajas de las cuales tú también puedes beneficiarte. 

¿Qué es la energía solar y cómo funciona?

La energía solar es una fuente de energía natural que produce el sol y se puede aprovechar durante todo el año para reducir gastos de la red eléctrica con el uso de placas solares. 

Las ondas electromagnéticas provenientes de la radiación solar, se absorben por las celdas de los paneles fotovoltaicos para luego transformarse en energía térmica y calentar el agua sanitaria, o en electricidad para abastecer las necesidades de la vivienda. 

Es importante acotar que no toda la energía solar llega a la tierra, la radiación puede llegar de forma directa o dispersa, esta última depende de los cambios de reflexión y difusión que sufre la radiación durante su trayecto desde la atmósfera. 

Por eso, no siempre se capta la misma cantidad, aunque por suerte, una ventaja que ofrecen las placas es que pueden almacenar la energía para usarla cuando no hay suficiente luz solar.

¿Es lo mismo energía termodinámica que fotovoltaica?

Aunque ambas usan una instalación de paneles solares para captar la energía del sol, presentan algunas diferencias:

El almacenamiento

La energía fotovoltaica hace uso de baterías para almacenar la energía solar, mientras que la térmica usa depósitos de agua para su almacenamiento.

Uso

La energía térmica calienta fluidos gracias a la captación del calor del sol para las climatizaciones domésticas y generar agua caliente sanitaria. También es capaz de generar energía eléctrica gracias a la energía almacenada.

No obstante, la fotovoltaica absorbe la radiación (luz) y sirve principalmente para alimentar de forma sostenible el sistema eléctrico doméstico.

Sistema de instalación

El sistema termodinámico hace uso de una bomba de calor para la extracción de la energía, en la fotovoltaica se usa un acumulador de calor.

Resumiendo, las diferencias entre la energía fotovoltaica y térmica son las siguientes:

  • Energía fotovoltaica
  • Funciona gracias a la absorción de radiaciones solares
  • Transforma la radiación solar en energía eléctrica
  • Se puede autoconsumir
  • Almacena la energía mediante acumuladores
  • Es costosa
  • Energía térmica
  • Funciona gracias a la captación del calor del sol
  • Transforma el calor en energía calorífica
  • Produce agua caliente
  • Es más económica
  • Usa depósitos de almacenamiento de calor 
  • No se autoconsume

Diferentes tipos de energía solar

Existen tres tipos diferentes de energía solar, las cuales son:

Energía fotovoltaica

En este tipo de energía se usa una tecnología para transformar los rayos solares en energía eléctrica gracias a las células de los paneles fotovoltaicos, no se producen reacciones químicas ni mecanismos móviles. Se usa para electricidad doméstica, alumbrado público, agricultura y ganadería, y el transporte.

Energía térmica

En este caso, se absorbe la luz solar mediante los paneles solares térmicos, los cuales toman el calor del sol para calentar los fluidos de los sistemas de calefacción mediante una central térmica.

En función de los rangos de temperatura su aplicación es diferente

  • Bajas (menor a 90°C), sirven para redes de suministro doméstico
  • Medias (90 a 250°C), se utilizan en procesos industriales
  • Altas (250 a 300°C), se usa en centrales termosolares

Energía solar pasiva

Es la que puede utilizar los rayos del sol directamente sin transformarla en otro tipo de energía diferente, y puede consumirse inmediatamente o almacenándola sin la necesidad de usar sistemas mecánicos. Un ejemplo sería la calefacción con energía solar es el techo o suelo radiante.

¿En qué consiste la calefacción solar térmica?

Los sistemas que funcionan con energía solar térmica o termosolar, utilizan unos paneles solares que aprovechan el calor del sol mediante colectores o captadores. Transfieren esta energía a un fluido caloportador, y éste, calienta el agua que hay en un acumulador. 

El agua caliente se puede usar directamente como ACS o para alimentar sistemas de climatización de baja temperatura. También sirve para calentar las piscinas.

¿En qué consiste la refrigeración solar térmica?

Igual que con la calefacción, la energía solar térmica es captada por los colectores de las placas solares y se utiliza en el enfriamiento a través de un sistema de circuito cerrado que absorbe el calor del espacio a climatizar.

Primero se produce un proceso de evaporación del agua refrigerante que circula por los tubos (suelo radiante) debido al calor del habitáculo, luego el gas es absorbido por un material absorbente (bromuro de litio generalmente) y pasa a un generador, donde gracias a la energía térmica, separa el absorbente del refrigerante gaseoso que se condensa y, finalmente, cede el calor.

Ventajas de la calefacción y la refrigeración solar térmica

La energía solar térmica proporciona las siguientes ventajas de uso:

  • Es sostenible
  • Reduce el consumo de energía
  • Disminución de emisiones de CO2
  • No es contaminante
  • No emite olores ni humo
  • Mejora la calificación energética 
  • Es una fuente inagotable
  • Produce una energía limpia
  • Se puede instalar en sitios donde no llega la red eléctrica tradicional
  • Bajo coste de mantenimiento
  • Vida útil de 20 a 25 años

La climatización de una vivienda mediante un kit solar, resulta una alternativa al uso de energía tradicional, ya que, la energía térmica renovable ofrece grandes prestaciones a los usuarios. Cabe destacar que la instalación solar térmica permite el ahorro de hasta un 65% del coste energético de la factura.

¿Cuánto cuesta la instalación de un sistema de energía solar térmica?

En relación al precio de la instalación solar térmica en una vivienda unifamiliar, oscila entre 600 a 1000 euros cuando se usan paneles planos, si se usan tubos de vacío en la instalación el coste aumenta de 900 a 1400 euros por metro cuadrado. Con una baja inversión inicial te permitirá ahorrar mucho dinero en tu factura de luz.

Como hay muchas variantes que pueden hacer variar el costo total de la instalación, en Energeo te asesoramos de las mejores opciones para tu caso particular y te hacemos un presupuesto gratuito personalizado. 

¿Por qué instalar un sistema de energía solar?

La energía solar, es una de las energías renovables más demandadas, junto a la aerotermia y la geotermia, que mantiene la armonía con el medio ambiente sin la necesidad de quemar combustibles fósiles. 

Las energías limpias e inagotables tienen una gran capacidad de abastecer las necesidades de la vida cotidiana y son una gran solución para el cambio climático. Incluso, en un futuro próximo podremos aprovecharnos también del hidrógeno verde como suministro ecológico.

Igualmente, gracias a las energías naturales, se reduce considerablemente el importe de la factura puesto que esta clase de tecnología es altamente eficiente y no depende del suministro eléctrico de la red pública. Así que, no esperes más a pedir un presupuesto para poder beneficiarte ya de todas estas ventajas.