¿Cómo aislar tu casa del frío antes del invierno? ¡9 Trucos!
Energeo

Blog

24 de octubre de 2022

¿Cómo aislar tu casa del frío antes del invierno? ¡9 Trucos!

Ante la llegada del invierno, debemos estar preparados en muchos aspectos para que no nos tome desprevenidos. Una de las partes más importantes es lograr un buen aislamiento térmico en nuestra vivienda, para así disfrutar de un ambiente agradable y confortable. Para que tú también puedas gozar un invierno agradable, toma nota de estos consejos sobre cómo aislar tu casa del frío.

Reformas para aislar bien tu casa del frío 

Una gran idea para aislar tu casa del frío, es mediante algunas reformas indispensables para hacerlo correctamente. Para ello, no es suficiente con hacerlo sólo por dentro, si realmente quieres una vivienda completamente a salvo del frío invierno, debes enfocarte también en la fachada, tejados, paredes y más. 

Es necesario utilizar materiales apropiados y de buena calidad para el frío, para conseguir grandes resultados con un verdadero aislamiento. Además, tanto en el interior como en el exterior de tu casa, tendrás que cubrir o tapar fisuras por donde pueda entrar el frío. 

Otra de las reformas o modificaciones que puedes considerar, es la de ponerle a tu casa una tarima flotante, que es un excelente aislante. 

Asimismo, puedes plantearte preparar tu casa para el frío integrando en tu casa sistemas de eficiencia energética, como por ejemplo, paredes, techos y suelos radiantes, sin duda una eficiente manera de aislar tu casa del frío y respetuosa con el medioambiente.

Cómo aislar tu casa del frío ¡sin obras!

Quizás quieres saber cómo aislar tu casa del frío pero no quieres hacer reformas muy grandes. Es normal, esto supone mucho trabajo y un presupuesto  que no todo el mundo puede afrontar en un momento dado. 

Existen otras alternativas más económicas y muy eficientes de cómo aislar tu casa sin obras. Estas son algunas ideas que, si comienzas ya a aplicarlas, podrás disfrutar del calorcito de tu hogar junto a los tuyos. ¡Presta atención!

Tapa la entrada de aire de las puertas 

Para comenzar, uno de los puntos claves para poder aislar del frío el interior de tu casa, es taponar las entradas de aires de las puertas. El aire del exterior, no sólo pasa por las ventanas, también puede filtrarse por la parte inferior de las puertas, algo que puedes remediar con varios trucos o herramientas económicas. 

Una excelente opción es colocar bajo las puertas de tu casa burletes especialmente diseñados para ellas. Con esto, no sólo vas a conseguir aislar tus puertas del frío, sino que también evitarás que entre polvo, corrientes de aire e incluso hasta ruido externo. 

Sella las ventanas 

Uno de los sitios de tu casa por donde más frío puede entrar es a través de las ventanas, es por eso que tienes que asegurarte de aislarlas de la mejor manera posible. 

Uno de los detalles por los cuales puedes empezar a aislar las ventanas del frío, es ajustando los cerramientos o caja de las persianas, es muy sencillo y podrás hacerlo tú mismo.

Otra recomendación es sellar las juntas de las ventanas, y para ello, puedes usar silicona blanca o transparente, y con la ayuda de una pistola, aplicarla en las uniones y tapar posibles entradas de aire. 

Revisa tu sistema de calefacción 

Una de las cosas más importantes a considerar antes de la llegada del invierno, en qué condiciones se encuentra tu calefacción. Si tienes un sistema de climatización antiguo que consume en exceso, la mejor opción es cambiarlo por uno que funcione mediante energía renovable como la aerotermia o la geotermia.

Este tipo de tecnología innovadora, hace que sean sistemas más eficientes, económicos y sostenibles.  Siguiendo nuestros consejos y con un sistema de calefacción de energías renovables, vas a ahorrar notablemente en tu factura mensual además de gozar de un clima acogedor y confortable en tu casa.

En Energeo, tenemos una amplia experiencia que nos permite aconsejarte cuál es el sistema de climatización más adecuado en tu caso, siempre dependiendo de tus necesidades e intereses. Sólo tienes que consultarnos. 

Aísla el suelo ¿Alfombras o moquetas?

Si no cuentas con ningún tipo de aislamiento en el suelo de tu casa, es muy posible que por allí se pierda el calor que genera tu calefacción. Para evitar esto, coloca algún aislante que lo impida. Una de las opciones más rápidas y sin necesidad de hacer reforma, es usando alfombras o moquetas. 

Las dos son excelentes aislantes, usar una u otra ya dependerá de tus gustos. Elige la que más te guste o la más práctica a la hora de utilizar o limpiar, cualquiera de estos dos materiales, será ideal para aislar muy bien tu suelo. 

Utiliza cortinas gruesas 

Para proteger bien tu casa del frío de las ventanas, ya sean pequeñas o grandes, lo mejor es poner unas cortinas bien gruesas. Así, te asegurarás de reducir o anular el frío que pueda pasar hacia tu casa. 

Hay una gran cantidad de cortinas diseñadas con materiales especiales para aislar el frío: cortinas aislantes con forro térmico, cortinas dobles y muchas más, solo tendrás que elegir la que más te guste. 

¡Sube y baja las persianas!

Durante el invierno, también hay hermosos días soleados. Durante las horas de sol es cuando tienes que aprovechar al máximo, y subir las persianas para que los rayos de luz entren, y de manera natural, tu casa pueda calentarse un poco más. 

En días nublados de mucho frío, lluviosos o al caer la tarde-noche, acuérdate de bajarlas y así mantendrás mejor el calor.

No coloques muebles cerca de la calefacción 

Uno de los errores más comunes al momento de distribuir los muebles de la casa en la temporada de invierno, es colocarlos cerca de la calefacción. Cuando obstruimos la calefacción ésta no realiza su trabajo adecuadamente, y además, según el material de tus muebles, pueden absorber el calor impidiendo que se reparta como es debido por la estancia. 

Esto llevará a que tu casa no tenga la temperatura indicada y que consumas mucha más energía, porque tu aparato estará forzando mucho más su trabajo.  

Usa mobiliario y textil adecuado 

La elección de un mobiliario con materiales apropiados para el invierno, ayudará a aislar tu casa del frío. Los muebles de madera son excelentes, ya que este material es muy buen aislante.

También es importante fijarnos en el téxtil, en cuanto al color de las telas que vayas a usar para el sofá, cortinas, sillones…lo más recomendable es que sean de color oscuro. Éste atrapa mucho mejor la luz solar, conservando mejor el calor y aislando del frío. 

Compra un deshumidificador 

Comprar un aparato deshumidificador para tu casa te traerá excelentes beneficios, ya que sirve para reducir el exceso de humedad que hay en el ambiente de casa, lo cual es bueno para la salud. 

Esto reduce la sensación de frío, e incluso en temporada de calor, puedes disminuir la sensación de calor. Cuenta que un deshumidificador normal, puede reducir un 55% de la humedad de tu casa.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos útiles sobre cómo aislar tu casa del frío fácil y sin esfuerzos. ¿Necesitas una calefacción nueva que consuma mucho menos y puedas usarla más horas por menos dinero? Ponte en contacto con el equipo Energeo y resolveremos todas tus dudas.