Consejos para preparar tu casa para el frío con sistemas de eficiencia energética
Energeo

Blog

20 de septiembre de 2022

Consejos para preparar tu casa para el frío con sistemas de eficiencia energética

Se acerca la época de otoño/invierno y con ella las bajas temperaturas. Preparar tu casa para el frío a tiempo usando sistemas de eficiencia energética y un buen aislamiento del frío son algunos de los consejos más relevantes. La idea es que sepas aprovechar los sistemas de calefacción al máximo sin necesidad de generar demasiados gastos por el uso desmedido de la electricidad. 

Los sistemas de climatización sostenibles, mantener las ventanas cerradas y algunos factores aislantes pueden ser tus mejores aliados para esta temporada. Aquí te dejamos los mejores consejos para que tu casa se mantenga bien cálida y confortable durante otoño e invierno. ¡Toma nota!

¿Por qué es importante usar sistemas de eficiencia energética en invierno?

Las casas eficientes tienen como primer mecanismo el ahorro de energía y de dinero por medio de remodelaciones e implementación de calefacciones sostenibles. Eso sí, un sistema de eficiencia energética debe estar acompañado por fachadas aislantes del frío para que cumpla con su cometido. 

La eficiencia energética no está sólo en el hecho de reducir el consumo de energía, pues también debes considerar no malgastarla. Por eso, es importante que todos los habitantes de la casa estén comprometidos con el ahorro eficiente del sistema eléctrico

6 consejos útiles para preparar tu casa si ya tienes un sistema de eficiencia energética

Aunque instales sistemas de energía ecológica eficientes debes tener en cuenta que necesitas dar un buen uso de ello. El ahorro a largo plazo de este tipo de sistemas ideales para preparar tu hogar para el invierno, es usarlo en momentos necesarios. Toma nota de los siguientes consejos

  • Reduce las pérdidas de energía usando aislamientos adecuados 

En los hogares donde se usan equipos energéticos eficientes es primordial contar con un buen aislamiento que prevenga las pérdidas innecesarias de calor

Para ello, cierra las puertas y ventanas cuando estés usando estos sistemas. También te aconsejamos instalar ventanas de doble cristal, pues estas previenen el escape del calor en un 50%, haciendo que el sistema sea más útil.

  • Adapta la temperatura según las necesidades 

No calientes tu vivienda si no vas a estar dentro de ella por un largo periodo. Evita los gastos de energía innecesarios y trata igualmente de regular la temperatura cuando estés en casa. Tener demasiado calor en el ambiente, no sólo hace que uses excesivamente la calefacción sino que no te hará ningún bien, podría afectar tu salud. 

  • Bloquea filtraciones de aire

El bloqueo de fisuras donde pueda haber filtraciones de aire ayuda a evitar pérdidas indeseadas y favorece el correcto funcionamiento de los sistemas de climatización. 

Para eso, debes colocar sellos en puertas y ventanas. Si ya sabes que el invierno está muy cerca toma las previsiones oportunas con anticipación para que no se produzca pérdida de calor por filtración. 

  • No coloques objetos en áreas cercanas a los sistemas de distribución

No debes bloquear las salidas del aire caliente que ayudará a climatizar tu vivienda. Si interrumpes la entrada de este aire, es posible que tu casa no se caliente como debería y a su vez ocasionará que el sistema funcione de manera errónea. 

  • Cambia tu sistema de calefacción si es necesario 

Si has notado que tu viejo sistema de calefacción no alcanza las temperaturas requeridas tal vez sea hora de renovarte. Consúltanos para que podamos darte un presupuesto y un asesoramiento totalmente personalizado que se ajuste a tus necesidades. 

Si no sabes qué sistema de energía renovable es más adecuado para tu hogar, déjalo en nuestras manos y nuestro equipo de especialistas podrá orientarte sobre la mejor opción.

  • Haz mantenimiento de tus sistemas antes del invierno 

Tanto el sistema geotérmico como el de aerotermia deben tener un mantenimiento cada cierto tiempo. En el caso de la aerotermia, el mantenimiento es más seguido porque está expuesto a elementos externos como la lluvia, el sol y golpes que podrían dañar el sistema. Como dice el refrán: “es mejor prevenir que curar”.